EQUO llama a la movilización social para frenar el Fracking

La Jornada “Desmontando los mitos del fracking”, organizada por la Fundación Verde Europea y la Fundación EQUO, y que ha reunido en Albacete a Plataformas contra el Fracking de toda España, ha concluido que: “sólo la movilización social y política puede parar el fracking en España”. A esta conclusión han llegado miembros de las Plataformas antifracking, grupos ecologistas y de los partidos EQUO, Compromís e ICV, que han analizado los últimos acontecimientos relativos a la llamada “fractura hidráulica o fracking”, una técnica de extracción de hidrocarburos como gas o petróleo acumulado en las pizarras bituminosas a través del uso de agua a presión.
Los debates de la Jornada han girado en torno a la decisión del gobierno español de denunciar ante el Tribunal Constitucional la prohibición del fracking aprobada por el gobierno regional de Cantabria. “El gobierno está utilizando sus competencias en materia ambiental para atacar una de las vías más eficaces para parar los proyectos de fracking: las prohibiciones autonómicas” ha declarado el coportavoz de EQUO Juan López de Uralde, que ha participado en las jornadas en Albacete.
También se ha analizado la situación del fracking en Europa, tras la decisión de la Comisión Europea de renunciar a establecer una regulación comunitaria específica para esta actividad. Con esta decisión se admite de hecho que en Europa estén conviviendo países como Francia o Bulgaria que han prohibido el fracking, y otros como Alemania o Dinamarca que han establecido moratorias, con países como España, Polonia o el Reino Unido que apoyan la expansión de la fractura hidráulica en territorio europeo. La renuncia de la CE a una mayor regulación ha sido duramente criticada en Albacete, uno de los puntos calientes afectados por estos proyectos en España.
El propio Comisario de Energia Oettinger ha reconocido recientemente que “el gas de esquisto no tiene la misma importancia en Europa que en Estados Unidos”. De hecho en Europa, y debido a la diferencia en las formaciones geológicas y a la mayor profundidad a la que se encuentra el gas, la fractura hidráulica es hasta tres veces más cara que en Estados Unidos, lo cual la hace completamente inviable desde el punto de vista económico.
En España hay más de 80 permisos en tramitación o ya concedidos, que afectarían a una superficie superior a las 400.000 Has. El fracking es una de las patas fundamentales de la política energética del gobierno, junto con la exploración de petróleo en el el Mediterráneo y en Canarias, y el alargamiento de la vida de las centrales nucleares. Por otro lado el gobierno persigue a las energías renovables limitando su desarrollo y evitando su expansión en España.
Para los activistas contra el fracking reunidos en Albacete, es necesario poner freno a esta actividad puesto que “el fracking es un error energético, climático y ambiental”. Por ello EQUO y EQUO Castilla-La Mancha han hecho en estas jornadas un llamamiento a la movilización social y política y se han ofrecido a colaborar de manera continua con las plataformas ciudadanas y grupos ecologistas para difundir los riesgos e impactos del fracking y ayudar a luchar contra este retroceso en la búsqueda de un nuevo modelo energético para España y para Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *